Saltar al contenido

Cómo ir de Ámsterdam a Keukenhof: Consejos para aprovechar el viaje

¿Te gustaría visitar el famoso parque de flores Keukenhof desde Ámsterdam? ¡Entonces has llegado al lugar indicado! En este post te contaré todo lo que necesitas saber sobre cómo ir de Ámsterdam a Keukenhof, para que tu visita sea lo más sencilla y placentera posible.

La mejor manera de ir de Ámsterdam a Keukenhof

Si estás en Ámsterdam y quieres visitar Keukenhof, existe más de una forma de llegar allí. A continuación, te detallo las opciones más comunes y te explico cuál es la mejor para que puedas disfrutar al máximo de tu viaje.

Autobús desde el aeropuerto de Schiphol

Una de las formas más utilizadas para llegar a Keukenhof desde Ámsterdam es tomando un autobús directo desde el aeropuerto de Schiphol. Esta opción es conveniente si estás llegando a Ámsterdam en avión, ya que te permite ir directamente del aeropuerto al parque de flores sin tener que hacer trasbordos. Los autobuses salen cada 15-30 minutos, por lo que no tendrás que esperar mucho para iniciar tu aventura floral.

Tour organizado

Si prefieres una opción más cómoda y con la guía de expertos, puedes considerar un tour organizado desde Ámsterdam a Keukenhof. Estos tours suelen incluir el transporte de ida y vuelta, la entrada al parque y, en algunos casos, visitas a otros lugares de interés en la región de los tulipanes. Esta opción es ideal si buscas una experiencia sin complicaciones y con información detallada proporcionada por guías especializados.

Alquiler de coche

Otra forma de llegar a Keukenhof desde Ámsterdam es alquilando un coche. Esto te brindará la libertad de explorar la región a tu propio ritmo y de hacer paradas en el camino para tomar fotografías. Sin embargo, debes tener en cuenta que durante la temporada alta, el tráfico y el estacionamiento pueden ser complicados en los alrededores de Keukenhof, por lo que esta opción es más recomendable si visitas el parque en temporada baja.

Consejos para planificar tu visita a Keukenhof

Una vez hayas decidido cómo ir de Ámsterdam a Keukenhof, es importante que tomes en cuenta algunos consejos para planificar tu visita de la mejor manera posible. Aquí te dejo algunas recomendaciones que te ayudarán a disfrutar al máximo de tu experiencia en el parque de flores.

Elige la época adecuada

La temporada de Keukenhof es corta, generalmente desde finales de marzo hasta mediados de mayo. Si quieres ver los campos de tulipanes en plena floración, es mejor que planees tu visita para mediados de abril, aunque la fecha exacta puede variar dependiendo de las condiciones climáticas de cada año.

Compra las entradas con antelación

Keukenhof es un destino muy popular, por lo que es recomendable comprar las entradas con anticipación para evitar largas colas en la entrada. Además, algunas opciones de transporte, como los tours organizados, suelen incluir la entrada al parque, por lo que es conveniente planificar y reservar con tiempo.

Prepárate para el clima

El clima en los Países Bajos puede ser impredecible, incluso durante la primavera. Asegúrate de llevar ropa adecuada para la lluvia y el viento, así como calzado cómodo para caminar por el extenso parque de Keukenhof.

Explora los alrededores

Además de visitar Keukenhof, te recomiendo que aproveches tu viaje para explorar los encantadores pueblos y campos de tulipanes que rodean el parque. Alquilar una bicicleta puede ser una excelente manera de recorrer la región y descubrir paisajes pintorescos.

Conclusión

En resumen, hay varias formas de ir de Ámsterdam a Keukenhof, cada una con sus propias ventajas. Desde autobuses directos hasta tours organizados, pasando por la libertad de un coche de alquiler, la elección dependerá de tus preferencias personales y de cómo quieras disfrutar de tu visita a este maravilloso parque de flores.

Independientemente de cómo decidas llegar, ten en cuenta los consejos que te he proporcionado para que tu visita sea lo más placentera posible. ¡Prepárate para maravillarte con los inmensos campos de tulipanes y los coloridos jardines de Keukenhof!