Saltar al contenido

Qué visitar en Mallorca en 5 días: guía imprescindible.

¿Estás planeando un viaje a la maravillosa isla de Mallorca y no sabes por dónde empezar? ¡No te preocupes! Aquí te contaré todo lo que puedes visitar en Mallorca en 5 días. Esta isla balear ofrece una gran variedad de paisajes, playas, pueblos pintorescos, gastronomía deliciosa y cultura fascinante, por lo que es importante planificar bien tu itinerario para aprovechar al máximo tu tiempo. En este post te daré todas las claves para que disfrutes al máximo de tu estancia en Mallorca. ¡Vamos allá!

Qué visitar en Mallorca en 5 días

Día 1: Palma de Mallorca

El primer día lo dedicaremos a descubrir la capital de la isla, Palma de Mallorca. No puedes perderte la majestuosa Catedral de Palma, un impresionante ejemplo de arquitectura gótica. Después, puedes pasear por el casco antiguo y visitar el Palacio Real de la Almudaina, con vista a la bahía de Palma. No te olvides de dar un paseo por el Paseo Marítimo y disfrutar de la deliciosa gastronomía local en alguno de sus restaurantes.

Día 2: Sóller y Valldemossa

En el segundo día, te recomiendo que visites los encantadores pueblos de Sóller y Valldemossa. Sóller es conocido por sus estrechas calles empedradas, sus edificios modernistas y su espectacular puerto. Desde Sóller, puedes tomar el famoso tren de madera que te llevará a través de paisajes de ensueño hasta Palma. Por su parte, Valldemossa es famoso por su cartuja, donde residió el compositor Frederic Chopin, y sus impresionantes vistas a la sierra de Tramuntana.

Día 3: La Serra de Tramuntana

El tercer día es perfecto para adentrarte en la Serra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aquí podrás disfrutar de espectaculares paisajes de montaña, pintorescos pueblos como Deià y Fornalutx, y realizar rutas de senderismo. No te pierdas el impresionante mirador de Sa Foradada, donde podrás admirar unas vistas panorámicas únicas.

Día 4: Cuevas del Drach y playas del este de la isla

El cuarto día te propongo visitar las famosas Cuevas del Drach, en Porto Cristo, donde podrás admirar impresionantes estalactitas y estalagmitas, así como un lago subterráneo donde se realizan conciertos de música clásica. Después, puedes relajarte en alguna de las maravillosas playas del este de la isla, como Cala Varques, Cala Romántica o Cala Mandia, y disfrutar del sol y el mar mediterráneo.

Día 5: Ruta por el interior y degustación de vinos

En el último día, te sugiero que realices una ruta por el interior de la isla para descubrir pueblos con encanto como Petra, Sineu o Algaida, donde podrás empaparte de la auténtica esencia mallorquina. Además, no te pierdas la oportunidad de visitar alguna bodega tradicional y degustar los excelentes vinos de la región, acompañados de deliciosas tapas.

Espero que estos consejos te hayan sido de utilidad y que disfrutes al máximo de tu viaje a Mallorca. Esta isla tiene mucho que ofrecer, así que prepárate para vivir una experiencia inolvidable llena de belleza natural, historia y gastronomía única. ¡Buen viaje!